Foro sobre las web novelas creadas por Guiomar sánchez Ramírez
 
ÍndiceÍndice  CalendarioCalendario  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 Capítulo 4 Reiectanea (Cosas que se desechan)

Ir abajo 
AutorMensaje
Guiom@r (La Autor@)
Administrador@
Administrador@
avatar

Cantidad de envíos : 92
Fecha de inscripción : 27/05/2009
Edad : 28
Localización : Admirando la belleza de Razu ? no, escribiendo ;)

MensajeTema: Capítulo 4 Reiectanea (Cosas que se desechan)   Lun Jun 01, 2009 5:24 pm

Capítulo 4 Reiectanea (Cosas que se desechan)



Maldita sea, ¿La pared lateral se había venido abajo? Nick no daba crédito a lo que veía, Withcom
yacía a escasos metros de él inconsciente, seguramente por algún impacto del cemento del tabique.
Mientras, Duff había sido impulsado contra el suelo por una aplastante fuerza invisible.
Todo en menos de un minuto.
Desenfundó su mágnum calibre 27 y le quitó el seguro predispuesto a disparar contra cualquier cosa
que se moviera.
Sin embargo, con Duff y Withcom fuera de juego por haber perdido el conocimiento, el lugar se quedó
en el más completo silencio.
-¿Quién anda ahí?-preguntó a nadie en concreto, puesto que a pesar de sentir la desagradable sensación
en su nuca de que alguien lo observaba, allí no se veía ni un alma. La luz de la calle, que se colaba por
el hueco del muro, le hacía ver lucecitas parpadeantes, que le proporcionaban palpitaciones punzantes
en la cabeza.
Pasó algunos minutos en silencio. Sabía que estaban allí, una parte de si mismo estaba al tanto.
<<Comitatus>> ese término no paraba de aparecer en su mente recurrentemente.
Sintió como algo por detrás se desplazaba hacia su posición, y en un acto reflejo se volteó y disparó.
Lo primero que advirtió fueron gotas de sangre en el suelo y después progresivamente aparecido de la
nada un hombre bastante imponente con los mismos extraños ojos que el cadáver de grandes caninos.
-Mierda, eso ha dolido ¿Qué clase de humano eres?-el tipo le miró con furia.
-Uno que parece que debe tomarse unas vacaciones.
- Ahora encima tengo doble trabajo, limpiar, llevarme cadáveres, borrarte la memoria y hacer como si
todo esto hubiera sido causa de un atentado por bandas callejeras.-bufó asiéndose el hombro , separó la
mano a escasos centímetros y en un segundo la bala estaba reposando en su palma .La herida estaba
completamente curada.
-Vale, bonito truco de magia pero en serio, las sectas no son buenas para nadie.-respondió Nick.
-Ya, pena que tenga que borrarte la memoria. Pareces buen tío- se desintegró en una nube de polvo blanco
y reapareció por detrás sujetándole la nuca, Nick intentó forcejear pero su cuerpo no respondía. Comenzó
a sentir una oleada de ardor surcándole la espina dorsal, traspasándole la cabeza, causándole un dolor
irremisible. Sentía que sus pulmones se inflamaban y sus ojos lo veían todo difuso.
Cayó al suelo como un títere desmadejado.
-¿Qué…me has hecho…capullo?-articuló boqueando.
-Por Lilith, eres parte de la Comitatus- el tipo gruño mostrando sus colmillos- no puedo ni
borrarte la memoria ni matarte, hazme caso cuando te digo que nos volveremos a ver bellator.
-Vete… al infierno- resopló Nick.
-Amigo, ya vivo allí- el tipo frunció el entrecejo-Los humanos te han criado de manera extraña, pero pronto
estarás entre nosotros. En casa de nuevo.



-Fenrir, ven aquí- ordenó Chaos.
-No, déjame.
-Le dijiste algo a Rose ¿Verdad?- la chica se cruzó de brazos.
-Si, le hablé de Razu- susurró este con la esperanza de que el aludido no se enterará.
Chaos asintió con efusividad arrastrándolo por las estancias del lugar hasta una salita lejana.
-Osea, que ella aun esta abierta a nosotros, eso es una gran noticia ¡Seguro que Razu la transforma en breve!
-No te equivoques Chaos, Rose se mostró abierta solo por la vida de Razu , ella no quiere ser vampiro.
-¡Eso es imposible! Es su destino, es lo que debe hacer, es…- a Chaos se le llenaban los ojos de lágrimas.
-Propuso una transfusión de sangre para ayudarle- Fenrir intentó desviar el tema a un plano seguro para
el ánimo de Chaos.
-Que asco-hizo una mueca de repugnancia- lo mejor es por la vía tradicional, mordiendo.
-Pero eso implicaría la transformación de Rose.-le recordó.
-Ya, pero Razu solo puede beber la sangre de Rose, la sangre que bebe ahora lo esta matando poco a poco.
Recuerda que ha pasado ya un siglo desde que se transformó y ya no aguantará mucho más.-su tono reflejaba angustia.
-Razu es muy terco, no la va a forzar, no lo hizo hace años no lo hará ahora.
-Hace años era diferente porque Rose era una niña, hubiera sido una tontería transformarla a esa edad.
-Chaos no insistas, ella no quiere llevar nuestra vida.
La chica de coletas fucsia lo miró apenada y sonriso tristemente- Entonces si ella no quiere ¿Qué sentido tiene
nuestra vida? Mi trabajo de guardia de la Orden Real al garete.
-Tal vez eso mismo se pregunten los demás y la Comitiatus.-Fenrir se encogió de hombros.
-No metas a los Psíquicos en esto, somos Eudaemons.
-Entonces como tales seguiremos defendiendo al pueblo de los Kakodaemons-le puso una mano en el
hombro- venga deja de pensar eso y tomémonos algo.
-Si- se rió maliciosamente- ¡Ron con cola!
-Eh que son las doce del mediodía.
-Por eso mismo, ¡El día es joven!- Chaos dio saltitos en pos de la cocina.



Rose giró una vez más la cucharilla que sostenía su temblorosa mano. Sin pensar en lo que hacía estaba
derritiendo los restos de su copa de helado con ese gesto mecánico. Recordó la conversación que había
tenido justo media hora antes con Fenrir en ese mismo lugar, él ya no estaba allí por supuesto.
-¿Y bien?- le había preguntado desafiante viendo como se internaba en la heladería a la que había
pretendido entrar con Nick.
-Entremos aquí, no me gusta demasiado el sol.
-Lo suponía, al fin y al cabo iba a usar ese factor a mi favor para escapar de ti.
-No es bueno comentar las estrategias al supuesto enemigo princesa. ¿Nadie te enseñó eso?-arqueó
una ceja. De cerca sus ojos negros centelleaban con un brillo extraño. Como el ónice pensó Rose.
-Me enseñaron que comentar la estrategia fallida al enemigo no era una desventaja, al contrario.
Desestabilizaba el raciocinio del contrincante y ayudaba al factor sorpresa.
A su comentario Fenrir se rió con intensidad, su cabello rubio recogido en una pequeña coleta le
hubiera conferido a su cara un aspecto inocente y jovial de no ser por la barba incipiente en su rostro.
-En fin, hablemos seriamente-apoyó los codos sobre la mesa mientras Rose se sentaba enfrente.
La camarera vino trotando maravillada por la belleza de Fenrir y tras unos segundos muy
diligente se fue a por el pedido de un café y una copa Amaretto.
-Pues tu diras, espero que no se nos haga de noche.
-Entonces iré al grano- hizo una pausa buscando contacto visual con sus ojos- Razu se muere.
Sintió una punzada de nerviosismo que acalló rápidamente- ¿Qué quieres decir con eso? Él es…
-Rose, él tiene una maldición que hace que la sangre que beba poco a poco lo envenene. La única
sangre que nos vale es la tuya, aunque eso sugiere ciertos riesgos.
-Creía que no os alimentabais de sangre. Es decir, cuando Razu me dejó con esa familia vampírica
jamás bebían sangre y envejecían, como los humanos, ahora él tendrá el aspecto de un
cuarentón.-se justificó ella.
-Ah cuanta ingenuidad, a pesar de todo no sabes nada. Razu pertenece a la familia Cruoris, concerniente
al último linaje de la Raza Roja.- hizo una pausa al ver como ella abría los ojos como platos.- Lo que te
estoy diciendo es que para sobrevivir, los Cruoris beben sangre de sus congéneres, además de ser una
élite de guerreros relacionados a la realeza de nuestro mundo. Ah y tampoco envejecen, viven al menos
unos tres mil años.
Rose estaba pasmada al tener que asimilar tanta información de golpe. Por suerte Fenrir continuó hablando.
-Supongo que de pequeña Razu al menos te contaría la leyenda de la creación según los antiguos
Mayas.-esperó a que la chica asintiera- bien, entonces sabrás que en nuestro mundo esas cuatro razas
de las que hablan los Mayas se corresponden a nuestras cuatro razas.
-¿Por qué vuestras razas son iguales a las de los Mayas?-inquirió ella.
-Nosotros les enseñamos todo a los humanos, ¿Nunca te paraste a pensar en el por qué de tanta perfección
en un mundo antiguo, casi con una mentalidad neolítica?
-Si, eso es comprensible visto desde ese punto de vista.-hicieron un alto en la conversación cuando la
camarera les sirvió , Rose cogió una cucharada de helado de café mezclado con nata.
- Así pues, la Raza Roja en nuestro mundo esta compuesta por los Eudaemons, que en términos griegos eran
los demonios protectores o buenos. Después viene la Raza Azul que conforma a los Psíquicos y la Raza
Amarilla en la que se encuentran los Kakodaemons enemigos acérrimos de las dos razas anteriores. Por
último ,esta la Raza Blanca donde se engloba a la ciudadanía vampírica corriente, muy asemejante a la humana,
tan solo diferenciada por los colmillos o capacidades videntes u curativas muy limitadas.
-Fenrir… ¿Por qué me cuentas todo esto?-le preguntó
-Es algo así como chantaje emocional, ahora sabes demasiado y no puedo dejarte ir viva si no me ayudas.-le
sonrió con frialdad.
-Ya veo porque Razu no me dejaba acercarme a ti, de todas formas pienso ayudar.
-Esta bien pero, las tres razas principales nos alimentamos de manera distinta. Los Psíquicos lo hacen de energía,
los Kakodaemons de cuerpos humanos y los Eudaemons de sangre y en especial ,los Cruoris cuando muerden, si
eres humano u tienes descendencia vampirica…
-Déjame adivinar, te transforman en vampiro.- su cara reflejaba incertidumbre.
-Exacto.
-Yo no quiero dejar de ser humana, así que ¿Estaría bien si probamos una transfusión sanguínea?.
Fenrir frunció el entrecejo y finalmente se encogió de hombros diciendo- Como desees princesa.- dejó el dinero
de la cuenta entera y se dispuso a irse.
-Esto…-ella no supo que decir.
-Ten cuidado Rose, por la noche nada es lo que parece y más si llevas cerca de ti ese olor a vampiro psíquico.

_________________


"Un mago nunca llega tarde, Frodo Bolsón. Tampoco llega temprano, llega precisamente cuando tiene que llegar"
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://sepulcroderosas.forosactivos.net
 
Capítulo 4 Reiectanea (Cosas que se desechan)
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Lovely Complex Fandub Latino!! Grabando Capítulo 3
» SaintSeiya Ω - Capítulo 43 - ¡Reviven los dioses de la guerra! ¡Atraviesen el ultimo templo! SUBTTULADO
» La Pantera Capítulo 4 "Superada"
» Las Crónicas de Blorch Capítulo 22 "Dib vs Blorch"
» Julio Verne

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Sepulcro De Rosas :: Historia de Sepulcro de Rosas :: Capítulos-
Cambiar a: